jueves, 24 de febrero de 2011

Cerrado por resaca



Inmensa ha sido mi sorpresa

al ver entrar al gordo

ribeiro en mano, por la puerta.

... ... ...

 
Se lo pasó bien,

me consta por su postura

durmiendo panza arriba

en la cuna de mis criaturas.

... ... ...

Mas no quiero acabar esta fiesta

sin agradecerles a ustedes

que hayan tenido la gentileza

de venir a la casa, su casa, la de Leles.

... ...

La resaca de hoy es bárbara

y no os quiero molestar

pero es que necesito que alguien

con escoba y fregona me venga a ayudar.

... ...

Hoy es día de superdieta

pues entre caldereta y tarta,

y percebes y ribeiro

tengo el buche lleno y estoy bastante harta.

... ...

Toca pues verduras y fruta

agua y dormidina...

creo que tengo dolor de cabeza

así que iré por aspirinas.

... ...

Muchas gracias por las flores

prometo cuidarlas bien

les pondré música, y todo!

para que recuerden el fiestón de ayer.

… …

Al final no sacamos fotos

Menudo el despiste!!!

Aunque no es de extrañar

Porque todos le dimos muy bien al alpiste.

… …

Ya veis que a mi aun me dura

Por eso me puse a rimar

Y como no soy buena en esto

Me da que tengo que acabar.

… …

No me salen más rimas

Me tendré que ir a dormir

Muchas gracias a todos

Sobretodo por hacerme reir.




11 comentarios:

  1. eres única, pero eso ya lo sabiamos
    bicos

    ResponderEliminar
  2. Pues en mi blog te puedes echar una siestiña...

    ResponderEliminar
  3. Rosa... jajaja como dice un amigo mío, "soy único porque cuando me parió mi madre se rompió el molde". Pos eso, se debió de escacharrar el molde.

    Princesa... alá vou!!!. Pero mira que mis siestas son de las de ponerse pijama!.

    Bicos

    ResponderEliminar
  4. Ay, que malo es ese "post", el atontamiento que deja la fiesta...Un beso.

    ResponderEliminar
  5. El Gordo, compi del Driver24 de febrero de 2011, 19:03

    Menudo fiesta, la del post de abajo,
    ¡Cómo corría el vino!,
    ¡Cómo le dimos a la botella!
    Más de uno perdió su sino,
    Más de una su refajo.

    Debido a mi gordura,
    sólo bailé trescientas canciones,
    mientras que los demás,
    me lanzaban largas ovaciones.

    Al final,
    incosciente
    y con el torso helado,
    la Leles me acomodó,
    en la cuna de mi ahijado.

    Y la cuna construída,
    con acero 100 toneladas netas,
    se quebró toda todita,
    se fue a hacer puñetas.

    Fue tal el estruendo,
    tan impresionante el impacto,
    que me quedé entre los hierros,
    dormidito todo el rato.

    A la mañana siguiente,
    la criatura se despertó,
    y viéndome tirado
    entre escombros y hierros torcidos,
    exclamó con asombro:

    ¡Mi padrino, que se ha caído!

    La Leles me ayudó,
    a salir de tal aprieto,
    me dió de desayunar,
    me preparó un almuerzo completo.

    Ayudome a subir,
    a la cabina del camión,
    pues me esperaba el Driver,
    para llevar un porte de marisco,
    entre Vigo y Alcorcón.

    Fue una gran fiesta,
    el despertar turbulento,
    la resaca de camponato,
    pero....
    ¿qué queréis que os diga?
    ...
    Yo me marcho contento.

    ResponderEliminar
  6. Ayyy Gordo... ya te pasaré la factura del arreglo de la cuna...

    ResponderEliminar
  7. eo, eo...
    Monday, monday, nana nananana, too much to be...
    How are you getting on?
    La tarta deliciosa, gracias Leles..
    Un bico, un petó, y un beso

    ResponderEliminar
  8. Monty, bienvenida!!!!!!!!!
    Pues hoy lo voy llevando, liada con trabajo y de vuelta a la realidad...jejeje
    No se pueden hacer muchas fiestas, que las resacas son, cada vez, más duraderas.

    ResponderEliminar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...