martes, 24 de mayo de 2011

Urgencias

Nooooo, no voy a hablaros de la mítica serie... George Clooney se merece un post a parte...jajajaja

Desde que nació Martín (creo) mis andaduras por urgencias hospitalarias, gracias a Dios, fueron escasas nulas. A pesar de que paso casi todos los días por allí, ya se me había olvidado lo caótico que puede resultar la unión de un montón de enfermos con sanitarios desbordados al mismo tiempo que los familiares entran en cólera en una sala de espera.
Ayer, recordé, "gracias" a un cólico nefrítico, lo estresante que resulta el servicio de urgencias y comprobé, que aunque nuestro sistema sanitario es cojonudo, fallan muchas cosas que lo hacen parecer todo un fracaso. Os cuento.
Mis síntomas eran el típico cuadro de cólico nefrítico. Pero eso dá igual, en cuanto entras por la puerta, sea cual sea tu dolor, las pautas a seguir son las mismas. Después, dependiendo de la valía, ganas y profesionalidad del médico que te atienda, considerará oportuno hacerte otras pruebas más específicas para concretar y dar con un diagnóstico justo o no.´
Ésta fue mi tarde de ayer.
1) A las tres y media entré por la puerta de urgencias. Como trabajo en la planta de abajo, me acompañó un colega del curro, pues yo me mareaba un poco. Una enfermera muy maja me hizo la entrevista inicial y me asignó color. Explico lo del color.... Dependiendo del color te atienden más o menos rápido (Rojo= tiempo de espera 0, Naranja= 10 min., Amarillo= 30 min, Verde= más de 120 min y Azul= más de 240 min). Yo era amarilla.
2) Un amable y guapo, poqué no, celador me lleva en silla de ruedas hasta un box. Espero mientras me retuerzo un poquito.
3) Llegan una enfermera y una auxiliar. Me piden que me desnude (en la intimidad de aquel box). Según me empiezo a quitar ropa me doy cuenta de lo mucho que ahorra el SERGAS en cortinas, pues no alcanza a tapar toda la puerta y es como si le estuviera haciendo un strip-tease a los médicos que hacen guardia.  Me pongo unas calzas verdes que ni los de la NASA y una preciosa y antierótica bata azul que deja entrever mi hermoso trasero (menos mal que la menda no se quita las bragas por cualquier cosa...). Al terminar, meto mis pertenencias en una bolsa y espero. Mientras me retuerzo otro ratito.
4) Aparecen las chupadoras de sangre. Me quitan unos tubitos, me miran la tensión y me hacen un electro. Después me mandan al baño a hacer pis en un bote. Como soy muy obediente, me dejo hacer sin moverme y me voy al baño. Por el pasillo parezco un pato mareado con bata y medio culete al aire. Grrr.
5) Hace su aparición el médico de turno. Me palpa, ausculta, pregunta y... dispara. Me suelta que esperará a ver las analíticas y que mientras me harán unas radiografías.
6) Toca sesión de RX. En un abrir y cerrar de ojos me hacen un par de "fotos". Los auxiliares bromean con que me las van a llevar a Interviu. Con un dolor de cojones riñones intento sonreir y les pido la mitad de la recaudación de las fotos.
7) Son las cuatro y media de la tarde, me llevan a una sala llena de pacientes en silla de ruedas y me dicen que he de esperar a que el médico vea los resultados.
Una vez en la sala de espera de pacientes, aquello empieza a ser el despiporre. Estaba rodeada de genta con diferentes tipos de dolencias, pero, curiosamente a todos nos habían hecho las mismas pruebas. Incluso a la que tenía un brazo roto (hasta aquí es normal, pues una analítica puede decir muchas cosas).
Unos se quejaban del dolor y pedían calmantes. Otros bromeaban con las enfermeras. Otros permanecíamos callados, observando a los unos y a los otros.
Entre tanto, las auxiliares no paraban de meter y sacar sillas de ruedas con gente con el culete al aire. Si mirabas para el pasillo, sólo podías ver personas en camillas ocupando todo el espacio (yo pensaba... ups, aquí estoy de p.... madre!!).
En la sala que me tocó, casi se hicen pis tres señoras (pues se hartaron de llamar a las auxiliares pero no les hacían caso), a una se la tuvieron que llevar de urgencia (curioso) pues casi se les va en el sitio, a mi me daban ganas de ponerle un bozal a la que estaba a mi lado y se quejaba de lo mucho que le dolía su riñón (y a mi!!!, no te jode!!!). Un señor nos invitaba a las jovencitas a levantarnos a estirar las piernas (y ya de paso mostrar nuestros traseros). Otra chica (la que supuestamente tenía lupus) lloraba por lo mucho que le dolía la cabeza. Una anciana no paraba de preguntarme cosas y de contarme historias de su vida (y como no sé decir que no, se me hizo amena la tarde escuchando a la buena mujer).
Si hasta hizo su aparición la Guardia Civil!!!!!
Aquello era un hervidero de pacientes impacientes, de enfermeras al borde de un ataque de nervios, de médicos pausados visitando enfermos y de familiares a punto de entrar en estado de guerra con la recepcionista.

Qué bonita la vida de urgencias!!!!

A media tarde, y después de presenciar el llenado y consiguiente vaciado de la sala en la que me encontraba, pregunté si se habían olvidado de mi, pues ya se habían ido todos los que conmigo estaban (menos la del lupus y el viejo verde). Se disculparon por la tardanza y me pidieron paciencia. Como soy buena (y tonta) no volví a protestar.

Al final, salí de aquella sala a las 11 de la noche (menos mal que tengo enchufe por ser de la casa!!!!)
Diagnóstico: Dolor tipo cólico de dudosa procedencia.... "Y para eso es necesario hacer y esperar tanto!!!!?????", " si en cuanto entré ya se lo podía haber dicho yo!!"
Tratamiento: Buscapina y control por el médico de cabecera.

No quiero juzgar. Entiedo el mal humor de las enfermeras (hasta cierto punto) ya que acaba de entrar mucho sanitario nuevo que aún no conoce el servicio y. Entiendo que un paciente, lo que menos tiene en un hospital, es paciencia. Entiendo que los familiares se desesperen en la sala de espera, pues no saben nada de su pariente enfermo y nadie les dice nada en horas. Algo falla en nuestro servicio. No tengo claro qué es, pero algo va mal.

Hoy, mi dolor persiste. No es tipo cólico, es muuuucho más suave, pero está ahí. Acabo de hablar con un urólogo que, en cinco minutos y sin analítica alguna me acaba de confirmar que tuve un cólico nefrítico de libro. Para la próxima semana me harán una urografía y, dependiendo de los resultados, tomarán una decisión.
 Al final, pienso que tenemos una seguridad social aceptable, pero hasta en el médico debemos de tener suerte y... sobre todoo, ENCHUFE.

12 comentarios:

  1. Espero que estés bien LELES, es cierto (magnífica descripción de la situación) ... estás en esa situación y te sientes tratado como un auténtico "borrego", pienso que les falta algo de dignidad humana y menos manual de procedimiento.

    (he hecho un apaño para ver si sale el comentario)

    ResponderEliminar
  2. Vaya, no sabía que eras enfermera! Pues menos mal que te puede servir para tener cierto enchufe en algunas ocasiones!
    La situación no es muy positiva, en Catalunya al menos, así que menos mal que sólo fue un cólico!
    Así pues también hoy estás reflexionando? Otros temas, pero reflexión al fin y al cabo :)

    ResponderEliminar
  3. Ay, qué dolor... pobreta. Ya sabes que lo peor que te puede pasar es tener enchufe. Besos de nolotil

    ResponderEliminar
  4. Bufff, aunque me alegro que estés mejor.

    Si te contara mi última experiencia en Urgencias...

    ResponderEliminar
  5. Madre mía que calvario.Mientras leo todo me es tan familiar, las veces que he acudido a urgencias es siempre igual, dos mil horas de espera y sobre todo (coincido cien por cien contigo depende de la SUERTE) que te toque la lotería y el doctor sea apañao.
    Pobrecita y olé que campeona, ojalá se te pase pronto, muy pronto. Un besito para que se te curen tus dolencias o al menos que el cariñito te haga sentir un pelin mejor, muac !!

    ResponderEliminar
  6. Tomae con truco...Jajajaja, si les hablas de dignidad humana te preguntarán... ¿oye, qué leles es eso???

    Envolvedora... no soy enfermera, son ingeniero especialista en industrias agrolimentarias y la nutrición es lo que me tiene vinculada al sergas.

    Pesoleta... tú lo sabrás también. Cómo sabes qué besos son los que curan!!!. Estoy dopada... qué uay!.. jajajajaja

    Pater... cuenta cuenta!!!, yo quise respetar un poco el servicio, pero... ufff, mejor no hablar que todo se sabe!.

    Ana Belén... a urgencias es necesario tener suerte pero creo uqe la próxima vez me llevo la metralleta. Gracias por el besito ;)

    ResponderEliminar
  7. Dolores Ceballos25 de mayo de 2011, 8:31

    Envolvedora... otra vez... jajajajaja, sólo fue un cólico. Pero yo tengo la suerte de trabajar aquí y poder ser atendida extraoficialmente en un rato libre del urólogo. Dos chicas mmás de la sala de urgencias estaban con cólicos de riñón y se fueron a casa convencidas de que estaban "tupidas" y que su problema era que debían de hacer caca. (cuando comentaban que iban al baño todos los días y sin problema). Con una radiografía, si tienes abundantes heces, no se ven bien los riñones, y para saber si tienes algo es mejor hacer una prueba muhco más específica que una simple placa de RX.
    Las dos mujeres que se fueron para sus casas " cagar" (con perdón), en unos días volverán a urgencias con otro cólico. Eso seguro.

    ResponderEliminar
  8. Y así, tal cual funciona el sistema... uno va y la palma. Pero no es culpa del servicio de urgencias...creo. Es falta de personal, recortado por la crisis...

    Menos mal que echaste mano de un urólogo fuera de horario.¿Estás mejor, leles? Que eso duele muchísimo...

    Un petonet analgésico, guapa.
    ¿Los gallegos sois sufridos de serie? Todos los que conozco tienen el mismo temple que tú. A sus pies, jabata.

    Sunsi

    ResponderEliminar
  9. Dolores Ceballos25 de mayo de 2011, 8:58

    Sunsi... jajajaja, me llamas jabata, igual que mi sufridor.. Duele, sí, pero el de vesícula duele más.
    Creo que el servicio de urgencias merece otro post... me aplicaré... Pues sí. La culpa son los recortes. No sé cómo está la cosa por vuestros lares, aquí llega hasta tal punto que hay plantas en las que las enfermeras están poniendo pasta para comprarse un fonendo y tomar la tensión como dios manda.
    Triste profe, muy triste.
    Biquiños

    ResponderEliminar
  10. Loly: pues menuda paciencia has tenido, jamía...porque yo con dolor: no respondo de mí!!!! y te aseguro que por no aguantarme me hubiesen despachado antes.

    Espero que no se repita y que no haya nada más por ahí esocndido.
    Muchos besos antiinflamatorios y que te recuperes un, dos, tres YAAAAA.

    ResponderEliminar
  11. Silvi!!!... qué gusto leerte!! cuánto tiempo!!. Mira quién va a hablar de dolor!!, anda, ni lo menciones, que no tú sí que eres jabata. Aunque tu carácter hacía falta para poner en su sitio a más de uno.
    Biquiños reina

    ResponderEliminar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...